ARTISANS

Chris es, ante todo, una persona inquieta. Duerme tres horas al día y las otras veintiuna no para. “Mi filosofía es que si algo no te gusta, hay que cambiarlo,” comenta. Es sismólogo, enólogo, ha sido ciclista profesional y tuvo una tienda de ropa interior en Madrid. Actualmente tiene una academia de idiomas para multinacionales, es community manager para el Banco Santander y ha creado Home Cake, un proyecto social de elaboración de bizcochos ecológicos artesanales. Hablamos con él sobre este último proyecto y sobre la calle Conde Duque, donde se ha instalado una pequeña comunidad de artesanos que está revolucionando la escena gastronómica de la ciudad.

Has estudiado sismología y enología, has sido ciclista profesional y eres profesor de idiomas. ¿Por qué empezaste a elaborar bizcochos?

Lo de los bizcochos surge gracias a Patricia de Toma Café. Soy el pequeño de cinco hermanos. Mi madre siempre hizo tartas y como mis hermanos no tenían ningún interés me lo enseñó todo a mi. Me encanta cocinar y al haber vivido en muchos países conozco muchas culturas y comidas. Cuando llegué aquí siempre hacía las tartas para los cumpleaños de los amigos, entre ellos Patri y Santi. Cuando abrieron Toma, me pidieron que les empezase a hacer las tartas para el café. Así empecé, elaborando por las mañanas cuando no tenía clases.

¿Por qué decidiste empezar el proyecto con la fundación APAI?

Me encantaba el proyecto de la fundación The Engine Shed de Edimburgo y siempre tuve la idea de desarrollar un proyecto social parecido aquí. Hace año y medio conocí la fundación APAI y empecé a ir dos veces por semana a enseñar a los chicos a elaborar los bizcochos.

¿En qué consiste el proyecto con la fundación?

La fundación APAI promueve la inserción socio-laboral de personas con discapacidad intelectual. La primera fase del proyecto ha consistido en enseñar a algunos chicos el proceso de elaboración de bizcochos artesanales en la sede de APAI en San Sebastián de los Reyes. La segunda fase, en la que estamos ahora, consiste en traerlos a Madrid y ponerles metas que les motiven. Acabamos de abrir un obrador en la trastienda de la Quesería Conde Duque y estoy buscando otro obrador con tienda para elaborar bizcochos y pan sin gluten de calidad. Mi idea es formarles en San Sebastián de los Reyes, que luego puedan venir a Conde Duque y por último que puedan trabajar en la tienda de cara al público. Creo que puede ser un programa de formación muy interesante para ellos.

¿Cuál es tu filosofía a la hora de elaborar bizcochos?

Tengo mucho conocimiento de nutrición por los años que fui ciclista profesional. En esa época preparaba bizcochos para los otros ciclistas, con ingredientes específicos para ellos, con menos azúcar y con productos orgánicos. Intento aplicar ese conocimiento para elaborar los bizcochos de Home Cake de la forma más saludable posible.

“Si trabajas bien y pones el corazón en lo que haces tendrás éxito.”

¿Qué es clave para elaborar un bizcocho saludable?

La clave son los ingredientes e investigar mucho. Ya no utilizo las recetas de mi madre, ahora tengo mis propias recetas. Utilizamos productos de temporada e ingredientes de calidad como la mantequilla o el queso de Rubén, de la Granja Cantagrullas, o un buen aceite.

¿Qué tipo de relación tienes con tus proveedores?

Trabajo con proveedores de producto ecológico con quienes intento establecer relaciones a largo plazo. Por ejemplo, empecé a vender bizcochos a Mama Campo que es una tienda y restaurante ecológico y ahora son uno de mis proveedores. Nacho y David, los dueños, son muy majos y hago mucho intercambio con ellos. Yo preparo tartas para la tienda y el restaurante y ellos me dan producto a cambio. Busco esas relaciones. Para ellos es genial porque en el restaurante pueden decir que los bizcochos están hechos con sus productos.

Tienes el obrador en la trastienda de la Quesería Conde Duque y vendes tus bizcochos en la panadería de Javier Marca. ¿Qué tenéis en común estos tres proyectos artesanos de la calle Conde Duque?

Hay muchas sinergias entre nosotros. Compartimos todos la misma filosofía. Si trabajas bien y pones el corazón en lo que haces tendrás éxito. Ni Rubén, ni Javi ni yo hemos buscado éxito. Al final hacemos cosas que nos gustan mucho y con pasión. Creo que eso se transmite.

¿Qué es lo que más te llena de este proyecto?

Me llenan las personas. Nunca digo que mis bizcochos sean buenos o malos, eso es subjetivo. Te puede gustar o no gustar. Lo que más me importa es la gente. También me llena mucho llegar a la fundación y ver a los chicos emocionados y con ganas de aprender. Es muy bonito hacer algo por ellos y sentir que lo valoran.

¿Dónde te gusta ir por Madrid?

Me gusta este barrio, es especial para mi. Guardo una sola foto de la primera vez que vine a Madrid siendo ciclista y casualmente es de la calle Conde Duque. Siempre he salido por esta zona y ahora tengo el obrador aquí. Esta calle significa mucho para mí.

Home Cake
C/Conde Duque 15, 28015 Madrid

Puedes encontrar sus productos en: